Una oda a la tradición: Fiat homenaje Trepiuno

Una oda a la tradición: Fiat homenaje Trepiuno
500 Tributo Trepiuno

El sector automotor es testigo de cómo las máquinas del pasado pueden inspirar las innovaciones del futuro. Un claro ejemplo de este fenómeno lo encontramos en el reciente proyecto liderado por el departamento de Patrimonio de Stellantis: el Fiat 500 Tributo Trepiuno. Esta edición limitada se erige como un homenaje al concept car Fiat Trepiuno, una pieza que hace dos décadas establecía la pauta estilística y conceptual para el Fiat 500 contemporáneo.

El origen de una inspiración

En el año 2004, el Salón del Automóvil de Ginebra fue el escenario en el que el Fiat Trepiuno hizo su primera aparición estelar. Este prototipo no solo rendía tributo al icónico Fiat 500 de la década de 1950 sino que también sembró las semillas del modelo que emergería en 2007 y que, hasta el día de hoy, sigue conquistando el mercado. Veinte años más tarde, el Fiat 500 Tributo Trepiuno resucita esa visión inicial bajo el meticuloso cuidado del departamento de Patrimonio de Stellantis.

Una edición limitada con alma histórica

El tributo que nos ocupa será construido en una serie limitada bajo la atenta supervisión de Roberto Giolito, en el contexto del proyecto « Reloaded by Creators ». Esta iniciativa ha permitido a Stellantis revivir y restaurar modelos emblemáticos de marcas como Fiat, Lancia, Abarth y Alfa Romeo, otorgándoles una segunda vida que mezcla autenticidad y personalización exclusiva.

Detalles de diseño y mecánica

El Fiat 500 Tributo Trepiuno se asienta sobre la base mecánica del 500 Mild Hybrid, equipado con un motor de gasolina 1.2 de 70 CV. A nivel estético, la carrocería y los interiores, aunque pendientes de finalización, prometen capturar la esencia del concepto original. Se resaltan elementos distintivos como la decoración en color blanco, las luces traseras con un diseño agujereado en el centro y el emblema característico de Fiat en azul, detalles que rememoran la estética de los modelos producidos por la firma turinesa entre 1999 y 2007.

La esencia del diseño

Roberto Giolito, figura crucial en el diseño automotriz y conocido como el « padre » del Fiat 500 moderno, enfatiza el deseo de su equipo de eliminar excesos decorativos y abrazar una interpretación esencial del Fiat 500. Este enfoque remite al modelo de 1957 ideado por Giacosa, buscando la simplicidad y la funcionalidad. El prototipo Trepiuno, con sus dimensiones compactas y silueta redondeada de aire vintage, ofrecía una distribución de asientos innovadora y un chasis avanzado compuesto de aluminio y aceros de alta resistencia. Este diseño no solo mejoró la seguridad en caso de impactos sino que también se trasladó con éxito al modelo de producción del 2007.

Un adiós anunciado

Con más de 3.2 millones de unidades vendidas, el Fiat 500 se prepara para despedirse del mercado en julio próximo. Este adiós, aunque melancólico para los entusiastas, no hace sino aumentar el valor y el simbolismo del Fiat 500 Tributo Trepiuno. Al igual que su antecesor, es probable que este modelo deje una huella indeleble en la historia de la automoción, sirviendo de inspiración para las generaciones venideras y demostrando cómo el respeto por el pasado puede coexistir con la innovación del presente.